Como parte de un proyecto que buscaba promover la cultura en España y América Latina; fungir como nexo entre autores, lectores y libreros, y, sobre todo, apoyar a escritores noveles a concretar su sueño de ver publicadas sus obras, en el año 2012 se fundó Editorial Seleer.

En nuestros inicios, comenzamos a publicar pidiendo un mínimo de 48 libros de ventas en la 1° firma, lo cual nos permitió seguir invirtiendo en los autores y sus obras, sin embargo, a partir del año 2016, y con la firme convicción de apostar por nuestros escritores, suprimimos dicha exigencia, por lo que desde entonces, y hasta la fecha, ya no se exige un mínimo de ventas en la presentación, manteniendo nuestra política de colocar las obras en librerías físicas, pero sin ofrecer la corrección del texto.

Como todo en esta vida, evolucionamos, y como propósito de año nuevo, en 2019, no sólo financiamos a nuestros escritores asumiendo todos los costes, sino que implementamos el servicio de corrección de texto gratuito. Posicionándonos así, como la Editorial líder en la publicación tradicional para escritores noveles. Con el objetivo de ofrecer libros de calidad a escritores, editores, libreros, distribuidores y lectores.

Buscamos autores con talento para publicar su libro de forma convencional, distribuyendo su obra en librerías físicas y plataformas On Line asociadas.

Asumimos todos los costes de la edición, publicación, impresión y distribución física de los libros.
Ofreciendo al escritor desde la venta del primer libro, un 15% de royalties por las ventas en formato físico.

Da a conocer tu obra, no estás solo, te acompañamos durante el proceso.
No pagues nunca por publicar.

Inmarcesible - versos de una chica inefable

Inmarcesible - versos de una chica inefable
AUTOR:
Lia G.S. y Lily Kiwi

AÑO DE PUBLICACIÓN:
2019

NÚMERO DE PÁGINAS:
108

MEDIDAS:
210x150

PESO:
120

ACABADO:
Rústico

IDIOMAS:
Castellano

ISBN:
9788412161519

Formato ebook:
Disponible (PDF)

El libro está a la venta en Amazon y/o Casa del libro
Sinopsis
Sabéis, a veces, todo se resume al amor, o a la ausencia del mismo. Soy un reflejo en blanco y negro de la flor más colorida que existe. Y como tal, mi historia se basa en estaciones. Verano, que estación más bonita, todo es color, todo es amor, recuerdo como brillaban mis pétalos entre todas las flores del árbol, y allí, anclada a una de sus ramas apunto de convertirme en su prisionera, conocí al que sería el amor de mi vida, pero baje la Guardia, y llegó Otoño, y con el viento se deshizo cada gota de rocío que juntos habíamos conseguido inmortalizar en mis pétalos, y como era de esperar, estaba sola, era irónico que una flor como yo, estuviese enamorada de una oruga, me comió cada uno de mis pétalos y como consecuencia, cada uno de mis sueños, dejándome tan rota que nadie se acercaría a olerme, que mis colores ya no impactaban y que había dejado de ser la flor más bonita de todas, para estar hecha añicos y aferrándome para no caer al suelo y terminar destrozada del todo, para que el frío de Invierno, no terminara de congelar la poca magia que había conseguido conservar, pero Invierno vino con fuerza, y a mi me quedaban muy pocas. Invierno congelo cada uno de mis estambres, cada una de mis hojas, congelo mi corazón, y me dejó llorando olor a crisantemos, recordaba el verano, recordaba mis colores, a las demás flores del árbol, y no podía evitar odiar el gris que ahora pigmentaba todo mi cuerpo y los agujeros sin curar de esa estúpida oruga, estaba rota, estaba sola y estaba completamente marchita y no podía odiarme más a mi misma por todo ello, pensaba que el frío terminaría matándome, que no seria capaz de aguantar ni por mi, ni por ninguna otra flor, pensaba que todo estaba perdido, que la oscuridad se había apoderado de mi alrededor y que los rayos del Sol jamás volverían a acariciarme, pero de repente, justo en el momento indicado, apareció Primavera, renací, volví a creer en el amor, pero esta vez en el propio, saqué las espinas y me volví más fuerte que nunca y me di cuenta de que por muchas orugas, viento, frío y soledad que vengan a lo largo de los años, soy inmarcesible, somos inmarcesibles y nada ni nadie puede marchitarnos eternamente.
 
 
 
 
 
Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.Más información.
Aceptar